Conectate con nosotros

Policiales

Salta: prisión para dos integrantes de una organización narcocriminal que transportaba droga a Córdoba

condenas de 6 a 8 años de

Publicado

el

El Tribunal Oral Federal N°2, integrado por María Alejandra Cataldi, Domingo Batule y Gabriela Elisa Catalano (presidenta), condenó el 1° de julio pasado a Pablo Javier Fernández y a Ricardo Fabián Rodríguez a las penas de 8 años de prisión y de 6 años y 6 meses de prisión, respectivamente, por el delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes, en grado de coautores.

Asimismo, se dispuso el decomiso a favor del Estado Nacional de una camioneta Toyota Hilux utilizada para el transporte de 97 kilos de cocaína. El estupefaciente estaba distribuido en 95 paquetes acondicionados en un doble fondo adicionado a la caja del vehículo.

Estas condenas se sumaron a la impuesta a Félix Carlos, otro integrante de la organización, cuya situación procesal había sido resuelta a través de un acuerdo de juicio abreviado homologado por el juez federal de Garantías N°1, Julio Bavio, quien lo condeno a una nena única de 10 años de prisión , ya que el acusado estaba en libertad condicional cuando cometió el delito.

La investigación y litigación del caso fue llevada adelante por el fiscal general Eduardo José Villalba, con la intervención de la auxiliar Florencia Altamirano, cuya labor fue destacada por el tribunal de juicio, que también ponderó la actuación de la Gendarmería Nacional y de la Policía provincial, que trabajaron de manera mancomunada, tal como lo promueve el Código Procesal Penal Federal, vigente en Salta desde el 10 de junio de 2019.

El hecho puesto en debate sucedió el 28 de mayo de 2023, cuando, a raíz de una investigación que la fiscalía había iniciado en diciembre de 2022, fue detenida una camioneta Toyota Hilux y un automóvil Ford Focus, que provenían de la capital provincial y se dirigían a Cafayate, para luego seguir por Catamarca y La Rioja, y finalmente llegar a Córdoba.

La detención se produjo en el puesto de control de la localidad de Viñaco, sobre la ruta 68, a la salida de la localidad de El Carril. La fiscalía había dispuesto en el lugar una cobertura especial de las fuerzas de seguridad, pues contaba con información precisa respecto a los vehículos, en los que iban los tres integrantes de la organización ahora condenados.

El primer rodado en llegar al puesto fue la camioneta, conducida por Rodríguez, quien transportaba los 97 kilos de cocaína. Por detrás, llegó el auto en el que viajaban Carlos, como chofer, y Fernández en calidad de acompañante.

En principio, el personal de la policía local actuó de manera habitual, pues en el puesto se realizan controles de prevención, tales como test de alcoholemia, dada la proximidad con el dique Cabra Corral, lugar que suele tener alta concurrencia por sus paisajes y otros entretenimientos turísticos.

El control de rutina cambió con la aparición en el lugar de “Aquiles”, un can antinarcóticos, que motivó que Fernández, quien esperaba sentado en el auto casi distraído, se agarrara la cabeza al ver al perro y a los gendarmes.

El hecho sucedió el 28 de mayo de 2023, cuando, a raíz de una investigación que la fiscalía había iniciado en diciembre de 2022, fue detenida una camioneta Toyota Hilux y un automóvil Ford Focus, que provenían de la capital provincial y se dirigían a Cafayate, para luego seguir por Catamarca y La Rioja, y finalmente llegar a Córdoba.

En la requisa, “Aquiles” olfateó y rascó en el sector de la caja, donde estaban los 97 kilos de cocaína, tal como lo dijo el fiscal en su alegato.

El cierre hermético que protegía la droga no fue sencillo de superar, por lo que se necesitó un segundo examen con un scanner portátil que confirmó la existencia de los paquetes. La carga se pudo extraer cuando, con la ayuda de amoladoras, se partió la caja hasta dar con el doble fondo oculto.

Según lo expuesto en el proceso por los representantes del Ministerio Público Fiscal, el cuadro no exigía mucha explicación: Rodríguez era el transportista. En efecto, su defensa acordó no discutir su responsabilidad penal sino solo debatir sobre la determinación de la pena.

Carlos, conductor del auto, tuvo una actitud parecida, pues reconoció su rol en la organización y acordó su pena mediante un acuerdo pleno. Fernández, por su parte, tampoco discutió la materialidad del hecho y solo cuestionó que conociera la operación de tráfico.

Fernández insistió en que su presencia en el escenario de los hechos fue casual, tras lo cual reiteró su coartada, consistente en que el día del hecho Carlos se presentó en su casa y le pidió que lo acompañara a Cafayate para llevar un auto que había comprado, por lo que le ofreció un pago de 40 mil pesos.

El acusado se mostró como el principal sorprendido cuando se encontró droga en el procedimiento de Viñaco. Dramatizó la casualidad de que Rodríguez condujera la camioneta, dado que el 4 de noviembre de 2019 ambos fueron condenados por el Tribunal Oral Federal N°1 de Salta por un hecho de transporte de estupefacientes con una pena que, en su caso, fue de 6 años de prisión.

También reconoció que sabía de los antecedentes de Carlos por narcotráfico. No obstante, dijo que aceptó su propuesta de ir a Cafayate y, en todo momento, describió sus propios movimientos como un dependiente de su amigo. Explicó que Carlos, antes de bajarse del rodado en Viñaco, le dio su teléfono celular, con lo cual trató de explicar por qué lo tenía en su poder.

Los paquetes estaban ocultos en un doble fondo de la caja de una camioneta. Foto: Gendarmería Nacional

Alegatos y resolución

La fiscalía produjo una importante carga probatoria, tanto testimonial como documental, que permitió acreditar que Fernández coordinó el traslado y que incluso tuvo preeminencia por encima de Carlos.

En su alegato, la fiscalía sostuvo que acreditó con certeza absoluta el hecho descubierto como resultado de una “tenaz” y “paciente” investigación. En ese marco, el fiscal general rechazo de plano la coartada de Fernández.

“Sostuvo que después de ser condenado juró que nunca más iba a incurrir en otro hecho de drogas. Sin embargo, acompaña a Carlos, viejo narcotraficante, conocido en el ambiente. Ni el más distraído lo acompañaría, ni siquiera hasta el almacén y mucho menos a subirse a un auto con el mismo”, enfatizó.

Villalba afirmó que Fernández, junto a Carlos y Rodríguez, conformaba una organización narco que se dedicaba al traslado de la droga -proveniente del norte de la provincia- hasta Córdoba, para lo cual se valían de la camioneta, en la que iba la carga, y el auto, que hacía de coche puntero.

Describió que la modalidad consistía en realizar el viaje de ida por la ruta más larga, pero más segura para sus fines, pues a lo largo de ese camino había menos controles de las fuerzas federales y eran más frecuentes los de la policía de la provincia.

Sostuvo que los integrantes de la organización salían de Salta por la ruta 68 hasta Cafayate, para seguir hacia Catamarca y La Rioja, donde retomaban la ruta 34 para ingresar a Córdoba. Y explicó que el retorno, en tanto, lo hacían de manera más directa, pues ya volvían sin carga.

Añadió que el acondicionamiento de la droga les había permitido sortear varios controles. Y explicó que, sin embargo, una denuncia anónima que la Gendarmería recibió en diciembre de 2022, en la que se daba cuenta de su accionar, permitió desbaratar la organización.

El fiscal general sostuvo que los datos aportados en aquella denuncia no fueron suficientes, pero indicó que la firme convicción de la fiscalía y los investigadores permitieron establecer primero la participación de Rodríguez, quien condujo a sus cómplices, sobre todo porque no practicaba ciertos resguardos -como los que tenía Fernández-, quien borraba manualmente de su teléfono celular todos los mensajes y audios vinculados a las operaciones de tráfico.

La auxiliar fiscal ilustró con mayor profundidad el rol y movimiento de la organización. Con la ayuda de una línea de tiempo, presentó pruebas que hacen presumir la participación de los tres acusados en otros cuatro hechos de transportes de drogas a Córdoba.

La fiscalía describió que la modalidad de transporte consistía en realizar el viaje de ida por la ruta más larga, pero más segura para sus fines, pues a lo largo de ese camino había menos controles de las fuerzas federales y eran más frecuentes los de la policía de la provincia.

Estas pruebas surgieron principalmente de las numerosas comunicaciones que mantenía Rodríguez con Fernández, quien -como era el coordinador de los viajes- se encontraba por encima de los otros dos. La funcionaria detalló fechas y hora de los mensajes y audios que los integrantes de la organización se enviaban.

Explicó que cada uno de los acusados tenían dos teléfonos celulares: uno era de uso personal y el otro “operativo”, para intercambiar mensajes durante los transportes de la droga, en los cuales Rodríguez siempre era el transportista, en tanto que los otros dos iban por delante.

La auxiliar fiscal expuso el día de su detención no cumplieron con esa organización, pues la camioneta iba primero. La defensa de Fernández intentó utilizar esa circunstancia en su favor, pero la fiscalía explicó el motivo de esa inversión de los roles.

En ese sentido, la representante del MPF indicó que hasta Coronel Moldes, donde recién existe el primer control de la Gendarmería, los acusados no tuvieron necesidad de hacer un “barrido” de la ruta. Ello surgió de una serie de mensajes enviados por Rodríguez, en los que se quejaba porque el Ford Focus venía por detrás. Sus interlocutores le respondieron que en Moldes iban a ponerse por delante.

La auxiliar fiscal refirió que el secuestro posterior de los teléfonos permitió profundizar el cuadro probatorio en contra de los acusados. Ejemplificó que, al regreso de cada viaje de Córdoba, Rodríguez solía gastar dinero y realizar visitas a los casinos de la ciudad.

La fiscalía cerró su alegato y solicitó la declaración de culpabilidad de Fernández, mientras que la defensa insistió con su coartada y aludió a una supuesta estigmatización de su defendido, dado sus antecedentes.

Al fallar, el tribunal coincidió con los argumentos de la fiscalía. La jueza Catalano resaltó la coincidencia entre las declaraciones testimoniales y la prueba documental exhibida, entre ellas los informes sobre la ubicación de los teléfonos celulares y el impacto con antenas de telefonía, tanto en la zona del procedimiento como en la ruta que hacían los acusados hacia Córdoba.

“Fernández estaba al tanto de todo, conocía el transporte. Con los análisis de las líneas telefónicas, podemos tener por acreditada su participación en los viajes, incluso desde el mes de marzo”, sostuvo la jueza, quien insistió en que “la versión del acusado no tiene ningún asidero”.

Cataldi, por su parte, indicó que la fiscalía cumplió en el debate, con su alegato de apertura, pues se “ha superado, con grado de certeza” la participación del imputado en el hecho adjudicado. “Los mensajes, incluso los que borraba, dan cuenta de que sabía lo que hacía”, indicó la jueza.

Rechazó además la versión brindada por el acusado y su pedido para que crean en su coartada. “No es cuestión de fe, sino de probanza”, respondió la jueza, quien también rechazó la alegación de estigmatización planteada. Batule, por último, coincidió con sus colegas y afirmó que “de no haber existido la investigación previa, el transporte habría sido exitoso”.

Advertisement
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Tragedia en Coronel Moldes: un hombre perdió la vida al volcar su auto en la ruta

Habría ocurrido esta madrugada a la altura del kilómetro 137 sobre Ruta Nacional N° 68. Bajo la dirección de la UGAP N° 1 trabajó Policía Científica a fin de establecer la mecánica del vuelco del vehículo en el que viajaban dos personas. Falleció un hombre mayor de edad.

Publicado

el

Después de las 5:00 de esta madrugada, alertaron sobre un siniestro vial en el kilómetro 137 de Ruta Nacional N°68. De forma inmediata desde el Centro de Coordinación Operativa se enviaron recursos al lugar, constatando personal de Comisaría N°6 – Coronel Moldes, un automóvil volcado con dos ocupantes.

En el lugar trabajó personal de Salud, quienes confirmaron el deceso de un hombre, mientras que una mujer que se encontraba atrapada en el interior fue rescatada por Bomberos y derivada al hospital San Bernardo.

Bajo la dirección de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas N° 1, efectivos del Departamento Criminalistica documentaron la escena para determinar las causas que habrían desencadenado el siniestro.

Continuar leyendo

Policiales

Buscan a Mariana Jazmín de 14 años

La Policía de Salta activó el Protocolo de Búsqueda de Personas Extraviadas tras la denuncia de extravió de Mariana Jazmín, quien desde el 10 de julio no regresa a su hogar ubicado en la localidad de Dragones.

Publicado

el

Efectivos de áreas operativas e investigativas de la Unidad Regional N° 14, trabajan en el operativo de búsqueda de persona bajo la dirección de la Fiscalía Penal de Embarcación, tras la denuncia de un familiar de la adolescente de 14 años.

Se solicita a la comunidad, la difusión de la presente a fin de dar con el paradero de Mariana Jazmín , quien reúne las siguientes características: tez trigueña, 1.70 metros de altura, cabellos lacio color negro, de contextura delgada. Al momento de ausentarse vestía calza de colores, campera color beige, zapatillas negras y llevaba una mochila azul.

Ante cualquier información útil para dar con el paradero de Jazmín, se solicita comunicarse con el Sistema de Emergencias 9-1-1 o dirigirse a la Dependencia Policial más cercana.

Continuar leyendo

Policiales

Barrio El Milagro: dos parejas fueron condenados a prisión por venta de droga

Los ahora condenados desplegaban la actividad ilícita en sus domicilios, a donde los vecinos veían llegar a particulares de forma permanente a comprar droga, en diferentes horarios.

Publicado

el

El fiscal penal de la Unidad Fiscal contra la Narcocriminalidad (UFINAR) en feria, Santiago López Soto, representó al Ministerio Público Fiscal ante el Juzgado de Garantías 5 del distrito Centro, en la audiencia flexible y multipropósito en la que, mediante juicio abreviado, dos hombres  y dos mujeres, todos mayores de edad, fueron condenados a cumplir prisión efectiva.

La jueza María Victoria Montoya Quiroga, luego de recibir la confesión de los acusados, condenó a Franco Jesús Vega, de 27 años, y Federico Oscar Choque, de 30 años, a la pena de 4 años de prisión de cumplimiento efectivo como coautores del delito de comercialización de estupefacientes, mientras que a Verónica del Valle Peralta, de 31 años, y a Janet Norma Peralta, de 36 años, les impuso el cumplimiento de la pena de 2 años y 8 meses de prisión de cumplimiento efectivo como partícipes secundarias.

Tras la recepción de dos denuncias anónimas en la página web del Ministerio Público Fiscal, se iniciaron las actuaciones, a cargo del Grupo de Drogas del Sector 4ª, bajo la dirección del fiscal López Soto.

Las tareas investigativas incluyeron labor de inteligencia en dos viviendas de barrio El Milagro, donde residían los dos hombres y sus parejas, las hermanas Peralta; entrevista con vecinos, quienes manifestaron que en los dos domicilios se dedicaban a la venta de drogas; tomas fotográficas, entre otras.

Desde febrero hasta junio pasado, personal policial siguió los movimientos de los acusados en ambas casas, una de ellas ubicada en calle Canadá al 1100 y la otra en calle Canadá y Ecuador, observándose distintas personas que se acercaban a las puertas o ventanas de los domicilios, donde, tras un rápido intercambio por dinero, se entregaba sustancia estupefaciente.

En el inmueble de calle Canadá y Ecuador, la comisión policial del Grupo de Operaciones Especializadas Narcocriminal procedió a la demora de Federico Oscar Choque y a un vecino del investigado. En el interior de la vivienda, con orden de allanamiento solicitada ante el Juzgado de Garantías interviniente, se secuestraron varios envoltorios con sustancia amarillenta, teléfonos celulares y dinero en efectivo.

El narcotest realizado a las sustancias secuestradas arrojó resultado positivo para pasta base de cocaína y/o sus derivados por un peso total de 1.1 gramos.

En tanto, en el domicilio de calle Canadá al 1100, la comisión policial procedió a ingresar a la vivienda donde se encontraba Janet Peralta, junto a otras personas y procedió a la demora de Franco Vega, quien salía de la vivienda.

Tras requisa policial con resultado negativo en el interior de la vivienda, en horas de la noche se realizó un pasaje con el can antinarcóticos, junto a su guía, que arrojó resultado positivo, encontrando en diferentes habitaciones varios envoltorios, conteniendo sustancia amarillenta; dinero en efectivo, un teléfono celular y una balanza gramera.

La prueba de narcotest realizada sobre las sustancias secuestradas dio resultado positivo para cocaína y sus derivados.

Continuar leyendo
Advertisement

Lo más visto